La Magia Del Ajo

La Magia Del Ajo

Ajo, Allium Sativum, Alioideas - Nombre Sánscrito: Rasona (sin un sabor: ácido), Lashuna

El Ajo es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea. Tiene además un lugar destacado dentro de la medicina Ayurveda por sus usos terapéuticos.Es una planta perenne de la familia de la cebolla. Las hojas son planas y delgadas, de hasta 30 cm de longitud. Las raíces alcanzan fácilmente profundidades de 50 cm o más. El bulbo, de piel blanca, forma una cabeza dividida en gajos que comúnmente son llamados dientes. Cada cabeza puede contener de 6 a 12 dientes, cada uno de los cuales se encuentra envuelto en una delgada película de color blanco o rojizo. Cada uno de los dientes puede dar origen a una nueva planta de ajo, ya que poseen en su base una yema terminal que es capaz de germinar incluso sin necesidad de plantarse previamente.

Algo De Historia Y Curiosidades

El Ajo ocupa un lugar destacado como medicamento en el Ayurveda, en cuya historia existen múltiples referencias a sus excelentes cualidades medicinales.ajo2 medicinayurvedica
En textos antiguos del Ayurveda, como el Ashtanga Hridaya y en Gada Nigraha, existen relatos mitológicos en los cuales se hace referencia al ajo:

“Cuando los dioses y demonios agitaron el océano, de este surgió el néctar (amrita), Rahu y un grupo de demonios que lideraba, comieron una porción de este amrita. Cuando Vishnu se enteró decapitó a Rahu y una porción del néctar cayó al suelo. De este amrita en contacto con la tierra  surgió el ajo. Por esto se dice que como es parte del amrita tiene excelentes propiedades curativas y rejuvenecedoras, pero como fue corrompido por los demonios no debe ser consumido por personas con aspiraciones espirituales.”  

Uno de los grandes sabios del Ayurveda, Vagbhatta considera al ajo como el mejor entre los Vatahara dravyas (medicinas para equilibrar a Vata).
En el Kashyapa Samhita se narra otra historia mitológica sobre las virtudes del ajo, en ella,  Shiva se encuentra con unos esposos devotos que le piden que les dé una planta que los mantenga libres de enfermedades y por la que puedan tener hijos sanos, Shiva les dio el ajo, por el cual tuvieron un hijo fuerte y saludable. En el Ayurveda existe una “cura de ajo” que se llama Terapia Kalpa.


En China, ya figura en el Calendario de los Hsia, un libro que se supone escrito hace casi 4.000 años; y según la tradición, una vez que el emperador amarillo Hoang-Ti escalaba una montaña, salvó la vida de uno de sus cortesanos que había comido una planta venenosa gracias al ajo silvestre.


La medicina tibetana, tan antigua como su historia, nos informa de que «El ajo tiene un efecto terapéutico sobre la flema y el aire. Aumenta la fuerza de la sangre, aunque no tenga un efecto directo sobre ella; es bueno para la hipertensión y el insomnio».


La medicina siberiana, en la que se mezclan el racionalismo occidental y los secretos de los chamanes del Asia Central, atribuye al ajo un poder sedante sobre el sistema nervioso y lo utiliza hervido con leche para curar los espasmos y la angustia; y dice que en la hipertensión, un ajo hervido con leche hace maravillas si se asocia a una dieta apropiada. Y también hervido con leche hace milagros en la tosferina y los resfriados. También se lo recomienda a las personas de edad en forma de curas bianuales de una maceración alcohólica.

En la Odisea, Homero dice que fue el dios Hermes quien dio a Ulises el ajo para protegerse de los encantamientos de Circe; quizás sea de aquí de donde proviene la idea moderna que lo convierte en la mejor arma contra los vampiros.


Los griegos lo llamaban «la rosa fétida» y los atletas hacían verdaderas curas de ajo antes de practicar sus ejercicios atléticos, pero tenían prohibida la entrada al templo de Cibeles mientras no eliminaran su fétido olor.
Las legiones romanas consumían ajos regularmente, de los que sacaban fuerza, coraje y una notable resistencia ante las distintas fiebres que encontraban a su paso.

Y también Hipócrates, Galeno, Virgilio, Dioscórides y Plinio el Viejo lo recomiendan como condimento y por sus propiedades tónicas, curativas y afrodisíacas.

doshas


Cualidades (Guna): Untuoso, pesado, penetrante, aromático

Efecto sobre Tridosha:  ⇩ V K   P   (equilibra Doshas Vata y Kapha, y aumenta o exacerba Dosha Pitta)

Algo interesante es que según los Yoguis, el ajo "altera la consciencia" y al ser un alimento rajásico/ tamásico no suele utilizarse porque es perjudicial para la meditación y la devoción. "El ajo y la cebolla son ambos rajásica y tamásica, y se prohíbe a los yoguis porque arraigan la conciencia con mayor firmeza en el cuerpo", dice la autoridad bien conocida en el Ayurveda, el Dr. Robert E. Svoboda.


Cualidades energéticas del Ajo

  • El bulbo y los dientes del ajo, son de forma aguda y con características penetrantes, al igual que su intenso aroma. Esta característica predominante en el Ayurveda se conoce como Tikshna y es importante recordar que la cualidad energética de una sustancia está determinada por sus cualidades.ajo1 medicinayurvedica 
  • Desde el punto de vista energético, el ajo tiene la capacidad de entrar en lo alto, en lo superior, en el sistema nervioso llevando la cualidad de la tierra generando nutrición del sistema nervioso, este efecto se conoce en el Ayurveda como "rejuvenecimiento" (Rasayana) y esta es una de las grandes virtudes del ajo. 
  • Esta capacidad de llevar la energía de su forma a lo alto, revela gran parte de sus cualidades, ya que estas ayudan en el cuerpo a  transformar y metabolizar los frutos de la tierra, los alimentos, en estructuras más sutiles como los nutrientes básicos (efecto digestivo o Agni dipana). 
  • También, en el ámbito de lo psíquico, el ajo genera estas cualidades terrestres,  produciendo quietud, enlentecimiento y tranquilidad (efecto tamásico), equilibrando a Vata y muy útil en disminuir el estrés
  • Esta capacidad de llevar su forma desde lo inferior a lo más sutil, permite que la cualidad terrestre de la humedad pueda ser eliminada, equilibrandoa Kapha (caracterizado por ser húmedo), eliminando líquidos excedentes como la flema y disminuyendo los edemas. 
  • Este efecto vuelve a repetirse de manera similar en relación a que ayuda a eliminar los residuos excedentes (sobrantes) de los alimentos que se transforman en sustancias tóxicas y otras estructuras alteradas como placas de ateroma, permitiendo que estos sean fácilmente eliminados (efecto depurativo). Así también ayuda a corregir los procesos metabólicos alterados como procesos de aterosclerosis, reuma, exceso de lípidos, etc.
  • Trabaja beneficiando el sistema Digestivo, respiratorio, nervioso, reproductivo, circulatorio.
  • Acciones reconocidas actualmente: estimulante, expectorante, carminativo, alterativo, desinfectante, antitrombótico, hipotensor, hipolipemiante, antihelmíntico, antiespasmódico, afrodisíaco, rejuvenecedor.
  • Usos según el Ayurveda: Es una Rasayana para Vata, en menor grado para Kapha y también para el sistema nervioso y osteoarticular, por lo que es útil en la terapia de enfermedades reumáticas y artritis, ciática, cervicalgia, lumbalgia y otros dolores de espalda.
  • Es un poderoso desintoxicante y depurativo del sistema linfático y la sangre, por lo que se utiliza en infecciones por gérmenes y parásitos, además de fiebre.
  • Sus cualidades son tamásicas, produce sensación de pesadez y letargo útiles en desequilibrios mentales de tipo Vata (histeria).
  • Incrementa el semen y es afrodisíaco pero en exceso puede ser irritante para los órganos reproductivos. 
  • También se lo utiliza en problemas del aparato respiratorio, como resfríos, congestión de mucosas, tos, asma, ya que posee cualidades descongestivas y rejuvenecedoras,
  • El ajo, además, posee cualidades expectorantes y removedoras de la flema espesa.
  • Sobre el aparato circulatorio, tiene propiedades estimulantes y aumenta la temperatura corporal.
  • Beneficia el cuerpo al reducir Kapha y Ama en el tejido linfático, la sangre y el tejido graso reduciendo el colestrol y la voscosidad de la sangre. Estos efecto hacen que el ajo sea utilizado en tratar enfermedades del corazón y arterias como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, aterosclerosis, palpitaciones.
  • En problemas ginecológicos se puede utilizar con té de jengibre fresco ayuda a regular a Vata en la zona pélvica por lo que se utiliza en dolores menstruales.
  • Útil también en problemas de piel y problemas del sistema nervioso como histeria.
  • Externamente se utiliza en pasta (para tratar cefaleas, dolores y otros problemas articulares relacionados a Vata).

Propiedades farmacológicas

  • Hipolipemiante: Disminuye el nivel de colesterol LDL en la sangre (colesterol malo), produciendo un efecto cardio protector, y contribuye en la prevención de enfermedades coronarias y accidentes vasculares cerebrales.
  • Vasodilatador periférico: Este efecto causa un aumento del calibre de los vasos y se produce por una reducción de agentes vasopresores como las prostaglandinas y angiotensina.
  • Antihipertensivo: Este efecto hipotensor del ajo es causado por el efecto vasodilatador. En dosis elevadas, el ajo provoca un descenso de la tensión arterial.
  • Antiagregante plaquetario: Impide la tendencia excesiva de las plaquetas sanguíneas a agruparse formando coágulos, y también actúa como fibrinolítico (deshace la fibrina que es la proteína que forma los coágulos sanguíneos).
  • Hipoglucemiante: El ajo normaliza el nivel de glucosa sanguínea, útil en casos de diabetes y obesidad.
  • Antibiótico y antiséptico general: El ajo tiene también una acción antibiótica contra varios microorganismos (Escherichia coli, Salmonella typhimurium, estafilococos y estreptococos, diversos hongos, como Cándida Albicans y también virus). El poder bactericida del ajo en el conducto intestinal es selectivo por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas.
  • Estimulante de las defensas: El ajo aumenta la actividad de las células defensivas del organismo, linfocitos y macrófagos, por tanto estimula la respuesta inmunológica y ayuda al sistema inmunitario del organismo a resistir las infecciones.
  • Vermífugo: El ajo actúa contra los parásitos intestinales, especialmente contra los Ascaris lumbricoides.Tonificante y depurativo: El ajo activa reacciones químicas del metabolismo y favorece los procesos de excreción de sustancias de desecho.
  • Si el ajo es cocinado, este compuesto se destruye. En el proceso de cocción se liberan compuestos diferentes, como la adenosina y el ajoeno, que poseen cualidades anticoagulantes y, se supone, reducen el nivel de colesterol en sangre.
  • Disminuye los riesgos de ACV o ictus cerebral: la alicina tiene como principal compuesto el sulfuro de hidrógeno el cual facilita la distensión de las membranas celulares vasculares disminuyendo de este modo la presión sanguínea y favoreciendo la circulación y el transporte de oxígeno mediante la hemoglobina de los glóbulos rojos a los órganos y, por consecuencia, implicando una menor fatiga (estrés) para el corazón.

 

* No se sugiere ingerir ajo en personas con fiebres, diarreas, hepatitis, ictericia, gota, erisipela, anginas, en el post-parto, alcoholismo, debilidad extrema y otros procesos debilitantes. Alergias a productos ácidos como alcohol, cítricos y otras alergias. Tampoco a personas impacientes o que no puedan cumplir por voluntad o inconsciencia con las indicaciones para la terapia.

Publicidad

curso online ayurveda

Registrarse

Suscribase a nuestra Lista de Correo